“Sé quién me mató”, dice este niño de 3 años de edad. Y lo que encontraron debajo de las piedras en un pueblo cercano, es inexplicable

Un niño sirio de 3 años estaba sorprendiendo a sus padres y lugareños de la región por algo incomprensible que les estaba diciendo. Y es que básicamente les decía que recordaba su anterior vida y que había muerto asesinado.

Sus padres al principio ignoraron lo que decía pensando que podría ser cualquier cosa, sin embargo, el pequeño todos los días hablaba de lo mismo añadiendo cosas nuevas como por ejemplo que recordaba como un golpe fuerte en su cabeza acababa con su vida.

Poco a poco ese relato se volvió conocido por la zona, a tal punto que un día personas creyentes en la reencarnación lo visitaron y dijeron querer saber más sobre el caso.

Esas personas creyentes son un grupo llamado “los drusos”, y empezaron a creer más en lo que decía el niño cuando en su cabeza le encontraron una marca de nacimiento, pues según sus creencias, una marca en niños representa la forma en cómo murió en su anterior vida.

¿Cómo un niño de 3 años que apenas empezaba a hablar sabía todo eso? Eso es lo más increíble y por eso es que mucha gente investiga ese tipo de sucesos. ¿Tú qué opinas?

Close