Su padre lo golpeó y casi lo deja muerto. Pero 70 años después, un vecino hace un descubrimiento impresionante

En este mundo hay personas que nunca se rinden ante nada aun cuando la vida no les haya favorecido del todo. Tienen problemas y siempre miran hacia adelante, nunca hacia atrás y Norman Malone es un gran ejemplo de ello. Él es de Chicago, Estados Unidos y en la actualidad tiene 78 años.

Norman a los 5 años descubrió su amor por el piano. A los 10 ya tocaba realmente bien y pensaba llegar a ser alguien profesional. Pero la vida se la pondría difícil.

Y es que un día su padre que era alguien realmente violento, acabo mandándolo al hospital a él y sus dos hermanos luego de que con un martillo les golpeara.

Norman fue el más afectado porque por ese golpe quedo paralizado de su lado derecho y eso era fatal porque significaba que no podría cumplir el sueño que tenía de seguir tocando el piano debido a que su mano derecha no volvería a ser la misma. Pero en este caso, él nunca se rindió nunca.

Una hermosa historia que nos deja sin palabras totalmente, algo que seguro haya pasado contigo también.

Close