En plena boda, la novia le dijo a su novio que sacara a su vieja madre. ¡No creerás lo que hizo él!

Se estaba celebrando una boda. Todo marchaba de manera correcta y eso les decía a dos jóvenes que muy pronto podrían ser esa pareja que siempre habían soñado. Sin embargo, algo sucedió dejando a todos los invitados y el mundo con la boca abierta.

Durante la fiesta el novio le pidió a su madre que se sentara en su mesa para que pudiera ser partícipe de su gran felicidad. Pero eso no le agrego para nada a la novia y por eso se molestó y le dijo al novio: “Es suficiente, ¡cámbiala de lugar! Esta mesa es solo para nosotros dos”.

El joven le contestó: “Ella es mi madre y quiero que comparta este bello momento conmigo.” Pero eso no le basto a la novia e insistió en que la madre debería irse a otra mesa.

Ante eso, el novio se levantó de la mesa algo molesto y se digirió al micrófono. Lo tomo y mirando a la audiencia dijo en voz clara lo siguiente:

“¡Vendo a mi madre! Si alguien la quiere díganmelo ahora. Mi novia no la quiere entre nosotros y por eso la vendo”.

Todos los invitados se quedaron en silencio y nadie dijo nada, por lo que luego de unos minutos el joven siguió diciendo:

“Ya que nadie la quiere, yo sí, pues ¡la amo!” Entonces se acercó a su madre, la tomó de la mano y salió de la boda para no volver más.

Luego de un tiempo la noticia se esparció por muchos lugares llegando a los oídos de un hombre rico que rápidamente quiso contactar con el hombre para hacerle una oferta.

El hombre se presentó a la casa del hombre rico y este lo felicitó por sus buenos valores a la misma vez que le ofreció la mano de su hija para matrimonio.

“Al ver lo que hiciste por defender a tu madre, no cabe duda de qué harías lo mismo con tu esposo que te respete a ti en todo”, dijo el hombre de dinero.

Esta historia nos trae un gran mensaje. Nos damos cuenta del gran amor incalculable que algunas personas tienen por sus madres y eso debería de ser así siempre. También podemos ver que haciendo lo correcto, llegan las recompensas. Sin duda estamos ante un relato increíble.

Close