Su prometido terminó la relación justo antes de la boda, así que ella decidió cambiar TOTALMENTE

Jen Atkin, de 24 años, tenía de pareja a un hombre que amaba bastante. Ella pensaba que dicha pareja era la persona adecuada para casarse, por lo que ambos pusieron fecha para la boda. Pero meses antes, él terminó con ella y ese gran anhelo de Jen acabo por irse de un momento a otro.

Jen en ese entonces pesaba 110 kilos y se sentía deprimida, pues quizás su peso fue una de las cosas que pudo haberle jugado mal en la relación. Y fue por eso que decidió hacer algo que para bien, 2 años después le resultó de maravilla.

Resulta que empezó a hacer ejercicio y cuidar su dieta. Acudía al gimnasio varios días a la semana y eso poco a poco empezó a notarse en su cuerpo.

Meses después había perdido 50 kilos y paso de ser talla 22 a 10. Eso le decía que el cambio era muy increíble y se notaba en todo. Podía hacer más cosas sin cansarse, la ropa la entraba más fácil y muy pronto algo más increíble vino a su vida.

Eso increíble fue que pudo encontrar un nuevo amor, quien también gustaba de ir al gimnasio y fue por eso que ambos encajaban muy bien.

Jen nunca estuvo enojada con su ex, incluso dijo que lo que le sucedió le ayudo mucho porque cambio su vida por completo. Además, agradece de que Tom, su ex, le diera momentos llenos de felicidad, y por eso no está enojada del todo con él.

Aunque ahora tienen a su nuevo novio llamado Chris Wilkinson que adora y ama porque ambos llevan una vida saludable y se demuestran su amor con detalles hermosos. Pero lo más importante es que Jen está viviendo básicamente una nueva vida.

Esta historia nos habla de que si se quiere, se puede. Si deseas bajar ese peso extra que tienes, con dedicación y esfuerzo se podrá, es más que seguro.

Close