Los secretos que nadie jamás te dirá acerca de la menopausia. ¡Tienes que saberlos!

La menopausia es una etapa más en la vida de la mujer y por eso no debe de ser tema de alarma. Aunque la información respecto a ese tema debe de estar presente porque son muchos los cambios que suelen llegar.

El primer dato que hay que saber respecto a esto, es que suele comenzar después de los 40 años en adelante.

Los signos más comunes son: cambios de humor, calores súbitos, problemas para dormir, cambios en el deseo sexual, sequedad vaginal, sudores nocturnos, pérdida de masa ósea y aumento de peso.

Aunque el signo quizás más relevante sea el que no hayan tenido su periodo en varios meses. Es el dato más acertado a la hora de saber si una mujer ha entrado en la menopausia.

Veamos más a detalle cuales vendrían a ser las complicaciones más destacadas en la menopausia.

1. Puedes tener diferentes episodios incomodos de sudoración y sofocos
Estos episodios pueden comenzar en la premenopausia y durar algunos años. A veces se manifiestan sensaciones de ansiedad, temor y tensión, así como palpitaciones cardiacas. Hábitos como vestir ropa ligera, beber mucha agua, alimentarte saludablemente, practicar yoga, meditación y respirar profundamente durante los sofocos ayuda muy bien a contrarrestarlo.

2. Podrías aumentar de peso
No sucede de un día para otro, sino gradualmente y más que nada se deja ver en la zona abdominal. El aumento va desde los 5 a los 25 kilos, por lo cual se recomienda cuidarte realizando actividad física y comiendo saludable.

3. Tus huesos se debilitan
Los estrógenos son hormonas que mantienen tus huesos fuertes. Desafortunadamente dichas hormonas se dejan de producir cuando comienza la premenopausia y por eso se produce una pérdida de masa ósea en el cuerpo. Para contrarrestarlo se recomienda consumir alimentos con calcio y vitamina D, ya que de lo contrario podría conducir a una osteoporosis.

4. Puedes tener problemas para dormir
Con la menopausia llegan los cambios hormonales y estos hacen que se tenga insomnio, ronquidos y sueño liviano. Ante eso se recomienda practicar técnicas de relajación, evitar sustancias con cafeína por las noches y tener un horario exacto para dormir.

Toma en cuenta estos datos si estás pasando los 40 años, ya que significa que esta etapa pronto comenzara.

Close